Importante: Se están experimentando múltiples retrasos en paqueterías. Porfavor toma en cuenta que tu pedido podría demorar un poco más de lo planeado.

CULTURA MEXICANA: SALSA EN LAS VENAS

CULTURA MEXICANA: SALSA EN LAS VENAS 

La salsa, el chile y las tortillas no son simplemente platillos, son parte de nuestra identidad como mexicanos, y es que seguro la salsa corre por nuestras venas.  Cuando se habla de la cultura mexicana, es indispensable no olvidar de donde surge: el mestizaje de muchas razas y culturas.

En la gastronomía mexicana, no hay nadie arriba del chile y el maíz: este par han dominado la alimentación en América desde tiempos prehispánicos. De los pueblos prehispánicos también heredamos la nixtamalización, el molcajete y el metate. El mortero (mejor conocido en México como “molcajete”), está destinado a machacar los ingredientes para la salsa durante su elaboración. Ahora existen máquinas modernas: batidoras y recipientes metálicos hechos de aluminio y acero inoxidable, pero no hay nada como una salsa hecha a la manera tradicional.

En la gastronomía mexicana, las salsas parecen multiplicarse sin parar, siendo el ingrediente primordial, de la mayoría de ellas, el chile. Éste cambia de nombre dependiendo de si es fresco, seco o ahumado, pues esto cambia siempre su sabor y a veces su sabor; por eso nos encanta usarlos para todo. Bien lo decía fray Bartolomé de las Casas: “Sin el chile, los mexicanos no creen que están comiendo”, y el chef español Juan Mari Arzak afirmó, bajo la misma línea: “…vosotros, los mexicanos, distinguís el bien del mal a través del picante”. Al añadir un par de ingredientes se crea algo nuevo, algunas hierbas como hoja santa, cilantro, epazote, quelites; frutas como mango, durazno, papaya, xoconostles, piña; verduras como ajo, cebolla, jitomate; u otras delicias, que pueden ser cacahuates, almendras, ajonjolí, limón e incluso chocolate.

SALSA MEXICANA: PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD 

El 16 de noviembre de 2010, la cocina mexicana fue reconocida como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO; aunque fue presentada, en una ocasión anterior, en 2005, y fue la primera ocasión que un país brindaba su gastronomía para recibir tal reconocimiento. Aún hoy se construye una identidad a través de la comida. Llamarlo gastronomía mexicana es un poco tajante, pues cada región tiene ciertos platillos endémicos y preparaciones propias que los distinguen, a veces a un estado de otro, otras de una región a otra. Pero un “ingrediente” o preparación que definitivamente unifica a todo México es la salsa.

 

Fuente: Macías, Juan Pablo (19 de Enero de 2016). Salsas mexicanas: Historia de una cultura mestiza. Revista El Conocedor. https://www.mexicoenmicocina.com/salsa-de-chile-habanero-y-jitomate/

 

PD: ¿Tu qué esperas? Prueba las deliciosas Salsas Mexicanas Deshidratadas con todo el sabor de nuestra cultura.